Blog

SWEEP Exponencial

Nociones básicas: las variables físicas
que intervienen en los fenómenos acústicos son: 

Así, las perturbaciones de las variables
acústicas son pequeñas respecto de los valores de equilibrio.

Los valores de equilibrio son:
Aplicando las leyes del fluido dinámico
y la termodinámica, se llega a escribir para cada variable acústica una
ecuación diferencial lineal de segundo orden:

Las soluciones son ondas de presión. Por
lo tanto, un fenómeno sonoro está asociado a perturbaciones de presión respecto
de su valor de equilibrio.

Los fenómenos acústicos generan
percepción auditiva si la frecuencia de oscilación está en el rango (20Hz-20KHz)
y su amplitud es de al menos 2.10-5Pa

El valor RMS asociado a una onda
acústica a lo largo de cierto intervalo de tiempo se define como:

La amplitud de oscilación de la presión
audible varía dentro de un rango de seis ordenes de magnitud. La intensidad es
proporcional al cuadrado de la presión, por lo tanto, abarca hasta 12 ordenes.

Nuestra percepción de intensidad no es
lineal, sino logarítmica, por lo tanto, para la medición del nivel de presión
sonora debemos usar la escala logarítmica:

El componente principal para una
medición acústica es el micrófono, un transductor capaz de convertir la presión
acústica en una señal de tensión proporcional a la presión.

Un micrófono de presión mide una función
escalar y es omnidireccional, aunque las limitaciones físicas de las capsulas y
los cuerpos hacen que el patrón de un micrófono de presión no sea perfectamente
omnidireccional, especialmente para las frecuencias más agudas.
Características técnicas de un
micrófono:
  • Sensibilidad: Tensión RMS de salida
    correspondiente a una presión sonora de referencia. Unidad mV/Pa
  • Self Noise: Ruido presente a la salida
    del micrófono en ausencia de presión acústica. Unidad dB SPL
  • Max SPL @ THD: máxima presión sonora
    admisible sin que la salida supere la distorsión especificada. Unidad dB SPL
  • Respuesta en Frecuencia: el rango de
    frecuencia que el micrófono capta dentro de una tolerancia especifica.
Durante Muchos años los ingenieros
quisieron encontrar la manera de poder obtener los parámetros acústicos de una
sala, y para ello, necesitaban de algún modo, producir una señal que fuera
capaz de estimular la respuesta del recinto (palmadas, pistolas de fogueo,
explotar globos, etc..). La idea era generar en los posible una delta de dirac,
es decir, un impulso perfecto que fuera capaz de excitar el sistema y por lo
tanto obtener la respuesta del mismo.

Las limitaciones de este método eran
claras, los estímulos eran difícilmente repetibles, baja energía para las
frecuencias más graves, no control sobre direccionalidad y nivel  además de una relación señal Ruido muy baja.

Para mejorar esta situación se crearon
métodos de medición electroacústica como MLS  (Maximum Lenght Sequence, pseudo-random white noise) o TDS (Time Delay Spectrometry, linear sine sweep) . Estas
señales de test producían una buena inmunidad al ruido de fondo y una fácil
deconvolución de la respuesta al impulso.

Así, dispositivos como MLSSA o
Clio utilizan una señal MLS para la obtención de la respuesta al impulso, mientras
que dispositivos como el TEF 10 se basaban en la obtención del impulso a partir
de señales TDS.

Hoy en día el aumento de las
capacidades de nuestros ordenadores personales nos ha permitido evolucionar
hacia sistemas de medición basados en software, donde con una limitada
inversión económica podemos disponer de interfaces de audio y micrófonos de
medición. De este modo se ha popularizado el uso de sistemas de medición de
doble canal FFT (Smaart, Sat Live,…).

Para un técnico de sonido o
Ingeniero de sonido de directo, estas herramientas nos han permitido poder
monitorizar datos y tomar decisiones en tiempo real, muy diferentes al flujo de
trabajo de un ingeniero acústico, donde las decisiones se toman a posteriori
una vez se han obtenidos todos los datos.

De este modo, en la actualidad
podemos, aunque de una forma más limitada, por las necesidades de tiempo
obtener la respuesta al impulso de una sala o de un altavoz.

Como ya hemos explicado en
anteriores artículos, un analizador basado en la FFT obtiene la respuesta al
impulso de un sistema a partir de la transformada inversa de la función de
transferencia y una vez obtenida la respuesta podemos expresarla de manera
lineal, logarítmica o a través de la transformada de Hilbert expresarla en
formato ETC.
Respuesta al impulso (Lineal, Logaritmica, ETC)
Una vez obtenido el impulso, podemos a
través de sus muestras y ecuaciones matemáticas obtener los distintos
parámetros acústicos de nuestro interés como T20, T30, EDT, C80,….
Proponemos en este artículo una manera
alternativa para obtener la respuesta al impulso. La obtención del impulso a
partir de la convolución de la respuesta obtenida usando un sweep exponencial y
su inversa.
Pero antes repasemos conceptos básicos
de la convolución.
Por las propiedades de los sistemas
lineales, si conocemos como responde el sistema a un impulso, podemos predecir
como responderá a una señal compuesta por impulsos. La respuesta nos permite
conocer la salida a partir de la entrada, para cualquier tipo de señal de
entrada. El impulso caracteriza de manera unívoca el comportamiento del sistema.
La convolución de dos señales en el
dominio temporal es el producto de sus espectros en el dominio de la frecuencia.
Si consideramos la propagación del
sonido desde una fuente sonora a un receptor dentro de una sala, los fenómenos
involucrados son:
  • Propagación del sonido directo
    (Atenuación por distancia, absorción del aire, eventual difracción)
  • Reflexión de las superficies
    (Atenuación, difracción, eventuales cambios de fase) 
Todos estos efectos son lineales a
amplitudes razonables. Como consecuencia:
El campo sonoro (presión, velocidad)
generado por una fuente en cualquier punto de una sala se puede expresar como
la convolución de la señal de la fuente con la respuesta de la sala.
Significado de la respuesta al impulso:

  • Matemáticamente,  la respuesta impulsional de presión es la
    solución de la ecuación de ondas no homogenea. 
  • Físicamente, es la respuesta acústica a
    un estimulo de corta duración.
  • Perceptualmente, es el sonido generado
    en una sala por una fuente de sonido impulsiva. 
Es decir, podemos a partir de todas las
respuestas obtenidas reducir esa información a un pequeño conjunto de
parámetros significativos desde un punto de vista físico y perceptivo,
suficientes para describir las características acústicas de una sala.
En el caso de que exista una función
i(t) cuya convolución con la señal emitida x(t) sea una delta.
Podríamos obtener la respuesta al
impulso como la convolución de dicha función con la  medición obtenida.

El proceso consiste en:
1.    
Generar
una señal y su inversa
2.    
Medir
la respuesta del sistema a la señal
3.   Obtener
la IR como la convolución de la respuesta de la sala con la inversa
Sweeps: Un sweep lineal es una sinusoide de amplitud constante y
frecuencia variable en el tiempo; se puede expresar como una función s(t) = sin
[f(t)]. La frecuencia instantánea es la derivada con respeto al tiempo de la
función f(t). Los sweeps sinusoidales más frecuentemente usados son el sweep
lineal y el sweep exponencial.
En ambos casos, la frecuencia es
una función creciente del tiempo.
Consideremos un rango de
frecuencias desde w1 = 20Hz  hasta w2 =
20kHz , y una duración T .
Podemos describir un  sweep exponencial como:

 

El sweep Exponencial tiene
potencia constante en cada ancho de banda logarítmico.

Sweep Inverso: Para un sweep
exponencial, la función inversa se obtiene substituyendo t por –t y modulando
la amplitud para obtener un decaimiento de 3dB por octava.

Esto es consecuencia del hecho
que el sweep exponencial tiene una densidad espectral de potencia proporcional
al logaritmo del ancho de banda, o sea, tiene el mismo espectro que un ruido
rosa, con una bajada de amplitud de 3dB/Oct al aumentar la frecuencia.

Introducir esta modulación de
amplitud en la inversa hace que la convolución entre el sweep y su inversa, el
producto de los espectros en el dominio de la frecuencia sea una función que no
depende de la frecuencia, por lo tanto su transformada de Fourier sigue
produciendo una delta.

La inversa de un sweep
exponencial se describe como:
Comprobemos en primer lugar que
la convolución entre un sweep exponencial y su inversa corresponde a una delta.
Para ello usamos una señal de test de 1sg a una frecuencia de muestreo de 48000.
Sweep Exponencial y su inversa

 

Si convolucionamos ambas señales
obtenemos la respuesta al impulso:
Respuesta al impulso
Como podemos observar, por el
efecto de la convolución obtenemos una nueva pista de audio de duración 2s, es
decir la suma del sweep más su inversa y como se cumple la propiedad de que la
convolución del sweep con su inversa da como resultado una delta. Observamos
como el eje de tiempo muestra 96000 muestras. Realmente después de la
convolución se obtienen 95999 muestras.

la convolución de dos funciones
es la integral del producto de una con la inversa en el tiempo de la segunda,
para todos los posibles desplazamientos de una con respecto a la otra. La
integral del producto de dos funciones sinusoidales tiene valor finito positivo
solo si las frecuencias de las dos funciones coinciden: con el sweep, esto pasa
solo si las dos funciones coinciden. Por tanto, respecto al ejemplo, el producto
de convolución tiene valor 0 en todos los puntos, excepto cuando las dos
funciones se solapan perfectamente, dónde la integral tiene un valor finito.

El calculo de la convolución en
sistemas discretos empieza “arrastrando” una señal completamente a la izquierda
de la otra; por esto las funciones se solapan exactamente solo cuando el sweep
inverso ha sido desplazado de una cantidad correspondiente a su duración: esto
explica la razón por la cual la delta no aparece al comienzo del fichero, si no
al instante correspondiente a la duración del sweep inverso.
Zoom de la respuesta al impulso
 

La amplitud de la IR depende de
la longitud del sweep y del algoritmo de convolución usado, por esto, es
necesario aplicar una ganancia para reescalar las IR después de la convolución.
En nuestro caso, para una medición real, lo que debemos garantizar es que la
señal de referencia y la señal de medición mantengan una amplitud similar, de
este modo aseguramos que una vez establecidos los niveles, cualquier variación
de la posición del micrófono mantendrá los niveles relativos de la medición.

Como vemos, el impulso se
desplaza la duración del sweep inverso, por lo tanto, debemos eliminar de la
respuesta al impulso las muestras que equivalgan al tamaño del sweep inverso.

Veamos una medición acústica:

Para la medición se usa como
señal de prueba un sweep exponencial de 15 segundos de duración, como fuente
sonora un altavoz omnidireccional Bruel & Kjaer 4292-L y un micrófono de
presión Audix TM1. Evidentemente la señal inversa debe ser del mismo tamaño que
la señal de test.

La medición obtenida es la
siguiente:
Medición obtenida
Al convolucionar la respuesta
obtenida con el sweep inverso obtenemos la respuesta al impulso. El valor
máximo se centra en la muestra 721682.
Impulso obtenido por convolución
 

El impulso se muestra desplazado
hacía la derecha la cantidad de muestras del tamaño del sweep inverso más el
tiempo de propagación de la onda sonora hasta la posición del micrófono más la
latencia del sistema de medición.

La presencia de reflexiones de
la sala hacen aparecer una versión desplazada a la derecha y eventualmente
atenuada, del sweep original, por lo tanto, habrá otro instante de tiempo en el
cual el producto de la convolución es diferente de 0.

Para calcular la latencia de
nuestro sistema de medición, esto únicamente debe ser calculado una vez,
siempre y cuando no cambiemos nuestro PC y o nuestra interfaz de audio. Se
realiza de la siguiente manera.

Reproducimos y a la misma vez
grabamos el sweep exponencial que hacemos fluir por nuestra interfaz de audio,
si no existiera ninguna latencia en el proceso una vez convolucionada la
respuesta obtenida con el sweep inverso, el impulso debería situarse justamente
en la muestra igual al tamaño del sweep inverso, por lo tanto, todo
desplazamiento de la respuesta al impulso hacia la derecha significará retraso,
y el tiempo exacto se puede calcular a través de la frecuencia de muestreo como
el cociente entre la cantidad de muestras de retraso y la frecuencia de
muestreo.
Obtención de la latencia
 

Una vez obtenido el impulso
debemos eliminar las muestras equivalente al tamaño del sweep inverso en este
caso 15sg = 720000 muestras y una vez realizado esto la diferencia entre tiempo
0 y el impulso corresponde a la latencia del sistema. En este ejemplo 102
muestras:
Cálculo de la latencia
 
 
Es decir 2.125 ms. Por lo tanto,
para obtener la respuesta al impulso correcta debemos eliminar de la medición
acústica anterior 720000 + 102 = 720102muestras.

Una vez realizado este proceso
obtenemos la IR de nuestra medición.
Respuesta al Impulso Lineal
 

Respuesta al impulso logaritmica
 

El pico de la llegada se
concentra en la muestra 1682 (35.04 ms). Por lo tanto una vez hemos obtenido la
respuesta al impulso, es simplemente cuestión de extraer los datos a partir de
sus ecuaciones matemáticas para encontrar los parámetros acústicos deseados.

Una propiedad interesante de
este tipo de medición, es que nuestra señal relación ruido mejora 3dB cada vez
que doblamos la longitud del sweep de prueba.

Por otro lado, si consideramos la
presencia de distorsión armónica (componentes a frecuencia múltiple de la
original), esto corresponderá en la respuesta a una “copia” del sweep
desplazado a la izquierda, por tanto dará lugar a picos en la IR a la izquierda
del sonido directo. Esto implica que podemos eliminar de nuestra medición la
distorsión armónica producida por el altavoz.

Del mismo modo que podemos
obtener la respuesta impulsional de una sala, por el mismo procedimiento
podemos obtener la respuesta al impulso de cualquier altavoz y una vez obtenido
esto, exportar los datos a RiTA para conocer su respuesta de magnitud y fase.
Funcion de Transferencia en RiTA
 

Función de transferencia calculada
a partir del impulso obtenido del altavoz omnidireccional Bruel & Kjaer más
la respuesta de la sala.

Esperamos en breve poder
desarrollar un software basado en esta tecnología para poder obtener la
respuesta al impulso de cualquier altavoz.

Bibliografía:
UPF Acústica Arquitectónica
2013/2014

Este artículo tiene 4 comentarios

  • richard dice:

    Un interesante artículo sobre la respuesta al impulso, pero de breve tiene poco
    A media lectura me surge una pregunta:
    Cuando dices:

    El proceso consiste en:

    1. Generar una señal y su inversa

    Te refieres a la inversa como la señal que haciendo la convolución con la original obtenemos la delta?

    la siguiente pregunta será como la obtenemos, pero voy a seguir leyendo

  • pepe ferrer dice:

    Hola Richard, Si, es exactamente eso, reproducir el sweep exponencial por nuestro sistema y grabar en un editor de audio su respuesta a la misma vez. Una vez obtenida convolucionar con el sweep inverso y se obtiene el impulso, aunque desplazado. en el articulo verás como debes de proceder para eliminar las muestras innecesarias

  • Victor dice:

    Esta muy bueno el articulo señor pepe Ferrer
    Pero por favor No tuviera más información sobre respuesta al impulso y sobre la reproducción del sweep exponencial en el sistema gracias de ante mano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En EducaSound no lo enseñamos, lo demostramos